Tras la huella de los indianos
( 28 de Abril de 2004 )


'Arte y mecenazgo indiano. Del Cantábrico al Caribe (1750-1898)' es el título del proyecto de investigación iniciado por un grupo de profesores de la Universidad de Cantabria con el apoyo de la Fundación Carolina El director es Luis Sazatornil Ruiz, profesor de Historia del Arte en la Facultad de Filosofía y Letras

Recientemente ha sido aprobado en la primera convocatoria de ayudas de investigación convocada por el Centro de Estudios Hispánicos e Iberoamericanos de la Fundación Carolina un proyecto presentado por Luis Sazatornil, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Cantabria, que versa sobre 'Arte y mecenazgo indiano. Del Cantábrico al Caribe (1750-1898)'. Entre los proyectos aprobados, la mayoría fueron presentados por grupos de investigación muy prestigiosos de España e Iberoamérica, entre los que destacan los del Ateneo Español de México, el Instituto de Historia del CSIC, la Residencia de Estudiantes con Juan Pablo Fusi al frente, el Taller de Estudios de Historia de España e Iberoamérica (Barcelona), la Universidad Nacional Autónoma, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima, Perú) o Universität Köln (Colonia, Alemania).

Tema

El estudio del mecenazgo indiano viene preocupando con frecuencia creciente a investigadores de la Historia del Arte. Especialmente en ámbitos como la cornisa Cantábrica, donde la presencia de indianos fue muy notable, una parte importante del arte de los siglos XVIII y XIX sólo se explica por su presencia. No obstante, a pesar de algunos meritorios esfuerzos, la bibliografía resultante resulta muy dispersa y a menudo dispar.

En general, la historiografía sobre las relaciones artísticas entre España y América tiende a considerar como elemento fundamental el papel ejercido por la clientela de procedencia hispánica (como promotores, patronos o mecenas). Aunque se cuenta con con diferentes publicaciones que abordan el tema de la aportación del arte de la América virreinal a la sociedad española, existe, sin embargo, una notable carencia de trabajos que profundicen en los motivos que presidían el envío de estos objetos y capitales y, consiguientemente, en la mentalidad de las élites hispanas que los remitieron.

A través del estudio individualizado que han realizado diversos historiadores sobre las obras que promovieron hay noticias aisladas sobre la intención que a menudo presidía este tipo de legados. En la «carrera de Indias» y sus consecuencias artísticas destaca, ante todo, el ansia aristocrática; el deseo de perpetuar la memoria del linaje, consolidar los símbolos dinásticos y -en un ambiente profundamente católico- «abrirse las puertas del cielo» con la fundación de «obras pías». Se trata, en definitiva, de reflejar ante sus convecinos el alto nivel económico y social que algunos indianos alcanzan al otro lado del Atlántico.

Además, muchas fundaciones indianas reflejan preocupaciones sociales e intelectuales acerca de la educación, el progreso económico e industrial de los pueblos, la cualificación profesional o los problemas políticos y morales nacidos del surgimiento de la conciencia obrera. A través de muchas de estas fundaciones indianas pueden seguirse sin problemas las ideas de la Ilustración, del Romanticismo o la doctrina social de la Iglesia católica en la época de la Restauración.

Se conoce, gracias a la bibliografía reciente, el importante legado artístico exportado por los indianos desde el Nuevo Continente a sus lugares de origen, donde no sólo enviaron piezas suntuarias (platería, pintura, marfil...), sino también el capital necesario para construir y renovar un gran número de edificios religiosos y civiles, así como para instituir obras pías destinadas a favorecer a los más necesitados. Los capitales indianos intervinieron en la importación de obras muebles (pintura, artes decorativas) y en la construcción de palacios, iglesias, seminarios, universidades, caminos, puentes, pósitos, industrias, escuelas, cementerios, panteones, etc.

Se han analizado puntualmente algunas de estas obras desde la perspectiva de su interés para la Historia del Arte español, mexicano o cubano, pero a menudo no se han abordado estudios comparativos ni se han establecido los hilos conductores de esta producción. Faltaría, pues, hacer la historia de las mentalidades y de las intenciones que se esconden tras este mecenazgo.

A la búsqueda de...

La finalidad de este proyecto es ahondar en el conocimiento de las causas que llevaron a las élites hispanas afincadas en el Nuevo Continente a financiar obras de arte y a instituir fundaciones de diverso tipo, tanto en nuestro país como en territorio americano. A ello se unirá el análisis de otros aspectos, como la incidencia de la mentalidad de estos grupos sociales en España, partiendo de las noticias existentes sobre los objetos suntuarios y capitales que remitieron desde América a sus solares de origen para la institución de obras benéficas, fundaciones civiles, religiosas, educativas...

El objetivo principal del proyecto es ordenar, unificar y comparar, superando las barreras regionales para intentar seguir los itinerarios -a menudo suprarregionales y siempre trasatlánticos- de los indianos, que pasean su mecenazgo por México y Cuba y por un número variable de ciudades españolas hasta retornar, a menudo, a sus lugares de origen.

El eje del estudi estará en la promoción artística que realizaron aquellos que, procedentes de la costa cantábrica, emigraron a Nueva España y, una vez que fueron expulsados del virreinato entre 1827 y 1829 a causa de las luchas independentistas surgidas en ese territorio, se trasladaron prioritariamente a Cuba.

La elección de este ámbito geográfico se justifica porque en la costa cantábrica se concentran algunos de los focos que contaron con un mayor número de emigrantes (como Asturias, Cantabria y el País Vasco), con especial incidencia de los cántabros y los vascos, sobre todo en Nueva España y Cuba, a cuyos puertos arribaron con la intención de mejorar su situación económica, algo que les era imposible conseguir en sus lugares de origen.

Dimensión familiar

El otro aspecto a tener en cuenta es la dimensión familiar de este fenómeno. La cantidad de personas que emigraron al Nuevo Continente y que, a menudo retornaron, es de tal magnitud que sería imposible poder estudiarlos. Por ello el trabajo se centrará en las redes familiares que fueron la unidad básica de comercio y socialización de los emigrantes, prestando especial atención a algunas que, por su relevancia, pueden servir como modelo: caso de los Sánchez de Tagle, los marqueses de Comillas, de Manzanedo, de Valdecilla...

Los límites cronológicos del proyecto son el periodo comprendido entre 1750 y 1898 -posiblemente los años más activos-. Ello permitirá valorar las posibles conexiones y diferencias existentes en las labores de promoción habidas en esas dos centurias, teniendo en cuenta, además, que en una primera fase (entre 1750 y los años veinte del siglo XIX) el foco de atracción de los españoles fue Nueva España, mientras que en un segundo momento (desde los años veinte del siglo XIX a 1898, año en que Cuba obtuvo su independencia) el protagonismo pasó a manos de Cuba.

Previsiones

Aunque aún es pronto para estimar el alcance de las actividades previstas por este grupo de investigadores dirigidos y coordinados por Luis Sazatornil, se pretende publicar una obra colectiva sobre los indianos en el norte de España que sea una referencia en el panorama bibliográfico.

Además, se proyecta una exposición, un curso de doctorado, la realización de una base de datos sobre mecenazgo indiano y la creación de una página web. Finalmente, se profundizará sobre dos familias que son un modelo para los siglos XVIII y XIX de la labor de los indianos en España y América: los Sánchez de Tagle y los marqueses de Comillas.

FICHA DE DATOS

Proyecto: Arte y mecenazgo indiano. Del Cantábrico al Caribe (1750-1898).

Director e investigador principal: Luis Sazatornil Ruiz, profesor titular de Hª del Arte de la Universidad de Cantabria.

Institución financiadora: Centro de Estudios Hispánicos e Iberoamericanos de la Fundación Carolina .

Investigadores: Julio Polo, Javier Gómez, Aurelio Barrón e Isabel Cofiño (todos del Grupo de Investigación de 'Arte y Patrimonio Cultural' de la Universidad de Cantabria); Alfredo Morales (catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla) y Begoña Alonso (Investigadora 'Ramón y Cajal' del Instituto Simancas, de la Universidad de Valladolid).

Duración de la investigación : desde enero de 2004 a diciembre de 2006 (tres años completos).

Objetivos: Se pretende publicar una obra colectiva sobre los indianos en el norte de España, se proyecta una exposición, un curso de doctorado, la realización de una base de datos sobre mecenazgo indiano, la creación de una página web y trabajar monográficamente sobre dos familias que son ejemplos muy completos en los siglos XVIII y XIX, respectivamente, de la labor de los indianos en España y América: los Sánchez de Tagle y los marqueses de Comillas.


Arriba                Indice de Reportajes